Cómo instalas una mirilla digital

Es uno de los avances que más llaman la atención de las personas y se han convertido en un producto que cada día es más utilizados en las viviendas, una mirilla que lejos de ser como la tradicional que al asomarnos nos permitía ver, esta sin la necesidad de mirar nos señala quien está al otro lado de la puerta.

La mirilla digital

Muy parecida a su antecesora, la mirilla digital no es más que un aparato que nos deja ver en su pantalla quien es la persona que se encuentra en la entrada de tu casa sin que él lo sepa. Esta gran característica la separa totalmente de la tradicional mirilla que con atención podía el visitante notar por el corte de la luz como otra persona estaba intentando mirar hacia él. La mirilla digital cuenta con esa gran ventaja y además, también tiene varios modelos interesantes con cualidades de imagen según la calidad y claro, el precio del mismo.

¿Cómo funciona?

Otras características ventajosas de este aparato son lo fácil de usar y el sencillo proceso de instalación que tiene.

Su funcionamiento se basa en la emisión de imágenes de la cámara en la entrada a la pantalla en el interior de la vivienda, de esta manera reproduce en su pantalla LCD el exterior junto a la persona que ha tocado tu puerta.

Uno de los elementos de importancia es que podrás decidir a quién abrir y a quien no, puedes de antemano rechazar vendedores, visitas indeseadas o ladrones en potencia.

El único inconveniente que presenta hasta los momentos es que por lo general la mirilla va pegada a la pantalla así que tendrás que caminar a la puerta para ver quien toca.

3 pasos sencillos para instalar una mirilla digital

Al momento de adquirirla asegúrate que está en la caja todo lo que incluye la compra de la misma como instrucciones, pantalla LCD (que varía de tamaño según el modelo que elijas) y el kit completo de la mirilla (la mirilla si tiene un tamaño estándar para poder reemplazar si quieres incluso por una tradicional).

  1. Retira tu vieja mirilla de la puerta. Esto se hace de dos formas, la más fácil es que el kit de instalación incluyera una herramienta de extracción de la mirilla por reemplazar. Si tu modelo no incluye ese instrumento, te toca la forma menos sencilla que es con la ayuda de un destornillador plano ir retirándola poco a poco, procurando no rayarla.
  2. Instalar la nueva mirilla. No es tan difícil como parece, es un trabajo de cuidado y de paciencia, pero sencillo. Toma la banda de imagen y pásala, del mismo modo el resto de la mirilla digital. Busca conseguir el grosor indicado de la puerta. Asegúrate de instalarla, que no quede sobresaliendo por ninguno de los lados, De todas formas, si mantienes dudas al respecto, el libro de instrucciones te guiará de un modo más detallado.
  3. Ponle pilas al monitor y veamos el resultado del trabajo realizado. Hay distintos modelos, la mayoría tienen pantallas que permanecen pegadas a la puerta, otros te permiten tomarlos y llevarlos al salón. Si quieres un modelo que te de varios minutos de videos puedes pagar una cantidad extra de dinero, pero por lo general los compradores no consideran que esta inversión valga la pena.

¿El costo de una mirilla es muy elevado?

Depende del modelo, hay modelos que están al alcance de todos y otros con cualidades extras como las dimensiones de la pantalla, la resolución o la capacidad de grabar que aumentaran el precio total.

Si piensas que si necesitas adquirirla, pues te la recomendamos junto a un par de baterías recargables porque aunque la batería dura bastante, nunca está demás ahorrar un poco.