Nuestro Blog

Cómo instalas una mirilla digital

Es uno de los avances que más llaman la atención de las personas y se han convertido en un producto que cada día es más utilizados en las viviendas, una mirilla que lejos de ser como la tradicional que al asomarnos nos permitía ver, esta sin la necesidad de mirar nos señala quien está al otro lado de la puerta.

La mirilla digital

Muy parecida a su antecesora, la mirilla digital no es más que un aparato que nos deja ver en su pantalla quien es la persona que se encuentra en la entrada de tu casa sin que él lo sepa. Esta gran característica la separa totalmente de la tradicional mirilla que con atención podía el visitante notar por el corte de la luz como otra persona estaba intentando mirar hacia él. La mirilla digital cuenta con esa gran ventaja y además, también tiene varios modelos interesantes con cualidades de imagen según la calidad y claro, el precio del mismo.

¿Cómo funciona?

Otras características ventajosas de este aparato son lo fácil de usar y el sencillo proceso de instalación que tiene.

Su funcionamiento se basa en la emisión de imágenes de la cámara en la entrada a la pantalla en el interior de la vivienda, de esta manera reproduce en su pantalla LCD el exterior junto a la persona que ha tocado tu puerta.

Uno de los elementos de importancia es que podrás decidir a quién abrir y a quien no, puedes de antemano rechazar vendedores, visitas indeseadas o ladrones en potencia.

El único inconveniente que presenta hasta los momentos es que por lo general la mirilla va pegada a la pantalla así que tendrás que caminar a la puerta para ver quien toca.

3 pasos sencillos para instalar una mirilla digital

Al momento de adquirirla asegúrate que está en la caja todo lo que incluye la compra de la misma como instrucciones, pantalla LCD (que varía de tamaño según el modelo que elijas) y el kit completo de la mirilla (la mirilla si tiene un tamaño estándar para poder reemplazar si quieres incluso por una tradicional).

  1. Retira tu vieja mirilla de la puerta. Esto se hace de dos formas, la más fácil es que el kit de instalación incluyera una herramienta de extracción de la mirilla por reemplazar. Si tu modelo no incluye ese instrumento, te toca la forma menos sencilla que es con la ayuda de un destornillador plano ir retirándola poco a poco, procurando no rayarla.
  2. Instalar la nueva mirilla. No es tan difícil como parece, es un trabajo de cuidado y de paciencia, pero sencillo. Toma la banda de imagen y pásala, del mismo modo el resto de la mirilla digital. Busca conseguir el grosor indicado de la puerta. Asegúrate de instalarla, que no quede sobresaliendo por ninguno de los lados, De todas formas, si mantienes dudas al respecto, el libro de instrucciones te guiará de un modo más detallado.
  3. Ponle pilas al monitor y veamos el resultado del trabajo realizado. Hay distintos modelos, la mayoría tienen pantallas que permanecen pegadas a la puerta, otros te permiten tomarlos y llevarlos al salón. Si quieres un modelo que te de varios minutos de videos puedes pagar una cantidad extra de dinero, pero por lo general los compradores no consideran que esta inversión valga la pena.

¿El costo de una mirilla es muy elevado?

Depende del modelo, hay modelos que están al alcance de todos y otros con cualidades extras como las dimensiones de la pantalla, la resolución o la capacidad de grabar que aumentaran el precio total.

Si piensas que si necesitas adquirirla, pues te la recomendamos junto a un par de baterías recargables porque aunque la batería dura bastante, nunca está demás ahorrar un poco.

¿Es posible colocar otra cerradura en una puerta blindada?

Son cada día más las personas que quieren poner una cerradura extra en sus puertas blindadas. Si eres una de ellas y quieres reforzar la seguridad de tu hogar, vamos a darte algunos consejos en cerrajeros 24 Las Tablas para ver si es una opción buena o no.

¿Se puede instalar en la puerta blindada una cerradura?

Desde luego que sí se puede llevar a cabo esta operación, aunque tampoco es demasiado recomendable, ya que normalmente es más una cuestión psicológica que una de seguridad. Mucha gente piensa que al colocar una segunda cerradura en la puerta, están más seguro, aunque no es cierto.

Y es que lo más importante es que la cerradura principal de la puerta sea lo más segura y que no tenga ningún fallo para que ningún delincuente pueda forzarla y entrar.

¿Hay que poner un cerrojo en la puerta blindada?

No es recomendable poner en la puerta un cerrojo, ya que la seguridad real que va a ofrecer no va a ser mayor que la que ofrece la cerradura principal. Aunque es cierto que muchas personas llegan a sentirse más seguras cuando instalan un cerrojo, pero está demostrado que su instalación solo es más segura a nivel psicológico, aunque es cierto que en ciertas ocasiones si que pueden evitar algún robo.

La instalación de un cerrojo no se recomienda ya que estas puertas normalmente son huecas en su interior.Los tornillos por tanto no cuentan con un punto real de anclaje ya que el tornillo queda ligado a un tablero de madera de aproximadamente cuatro milímetros y esto con un golpe fuerte puede romperse.

Cuando se instala un cerrojo, en ciertas ocasiones se pueden sujetar dos tornillos a la placa de metal de dicha puerta, lo que hará que el cerrojo otorgue un poco más de seguridad, aunque no será igual que lo que ofrecería un anclaje de cuatro tornillos.

Además hay que pensar que un ladrón que tenga el coraje de abrir una puerta blindada es alguien que está preparado,, por lo que una vez que haya logrado forzar la puerta, no va a impedirle que un simple cerrojo le permita acceder al interior de tu vivienda.

Un cerrojo es adecuado para instalarlo en una puerta maciza ya que este tipo de puertas ayudan a conseguir la sujeción necesaria, y en este caso sí que ofrecen una seguridad buena a la casa y evitan muchos robos.

Por todo ello hay que valorar si una cerradura va a ofrecer una seguridad real o solamente a nivel psicológico. Si dicha cerradura no va a conseguir aumentar la seguridad de la vivienda, lo mejor será no hacer ninguna inversión para no tirar el dinero.

De cualquier manera hay que recordar que no existe ninguna cerradura que impida un robo al cien por cien, ya que por desgracia los robos siempre han existido y van a seguir existiendo. Lo más importante es que los anclajes de la puerta sean de una buena calidad y que resistan presiones.

Si se tiene un puerta de seguridad buena, podría ser muy interesante mirar si las ventanas del hogar pueden ser un punto de acceso a los ladrones. Y es que muchas veces nos centramos solamente en las puertas de entrada de la vivienda y nos llegamos a olvidar de las ventanas. Una ventana que no tenga reja puede ser un robo muy sencillo para un ladrón.

Si sigues teniendo dudas, siempre se puede llamar a un cerrajero de plena confianza para que te asesore, pero no llames a cualquiera, ya que puede decirte que sea conveniente instalar la cerradura y solamente pretenda llevarse algo de dinero.

 

¿El seguro cubre la factura de un cerrajero?

Si cuentas con un seguro de hogar y necesitas llamar a un cerrajero Las Tablas, hay que saber que en ciertas ocasiones el seguro se va a hacer cargo de tu factura, pero no siempre, por lo que antes de llamar a un cerrajero es recomendable que leas este artículo.

El seguro va a cubrir este gasto siempre y cuando se tenga en la póliza contratada y que el servicio que el cerrajero realice sea alguno de los siguientes:

Si el cerrajero ha tenido que acudir a tu casa para abrirte la puerta porque te has dejado las llaves puestas.

Si es necesario que el cerrajero te abra la puerta por robo o por pérdida de las llaves.

Si en la cerradura te han puesto silicona y no puedes entrar en casa, también puedes llamar al cerrajero para que te cambie la cerradura y te abra la puerta.

Como puedes comprobar, el seguro va a cubrir los servicios que no hayan sido provocados por un mal funcionamiento de tu cerradura o por un deterioro de la misma, es decir, cuando el problema no haya sido un factor externo a los propietarios de la vivienda. Si quieres cambiar el bombillo e la puerta, no presentes tampoco la factura al seguro ya que no te la pagará puesto que son gastos voluntarios.

En cualquier caso antes de llamar a un cerrajero, tienes que tener claro que requisitos son los que tiene tu seguro para abonarte el importe de la factura ya que no todos los seguros se rigen por los mismos. Por ejemplo, hay ciertos seguros que tienen sus propios cerrajeros ya contratados y que no cubren las facturas de otros, por lo que en este caso tendrás que llamar al seguro para que te manden al suyo. El problema que existe es que estos cerrajeros no suelen ser muy rápidos para solucionar problemas, tardando incluso horas en llegar, por lo que si tienes prisa, puedes llamar a un cerrajero disponible durante las veinticuatro horas del día para que te solucione el problema y después pasar al seguro la factura, lo que significa que tendrás que adelantar tu dinero y dependiendo de la compañía, que te lo abonen después o no.

Otras veces puede suceder que el seguro no cuente con un cerrajero para mandarte, en cuyo caso la misma aseguradora te va a solicitar que llames tú a un cerrajero, y aunque también vas a tener que adelantar el dinero, la aseguradora te lo reembolsará rápidamente.

Cualquier acto de vandalismo sufrido en tu puerta y en tu cerradura, siempre están cubiertos por un seguro de hogar, siempre que se haya contratado esta cobertura. Imagina que llegas a tu casa y compruebas que te han puesto silicona en la cerradura. En este caso al ser un acto vandálico, sí que lo cubrirá el seguro y no solo el coste de la apertura, sino también el coste del cambio de cerradura o de cilindro si fuera necesario.

Existen clientes que han intentado estafar a su seguro pidiendo que el cerrajero les cambie el motivo de su visita, es decir, si hay que cambiar la cerradura, llaman al cerrajero y luego piden que pongan que el trabajo que han realizado sea el cambio de su cerradura por la pérdida, por ejemplo, de las llaves, lo que provoca que el seguro tenga que pagar cosas que en realidad no tendría que pagar.

En cualquier caso antes de hacer nada, es importante que te leas muy bien las coberturas que te ofrece tu seguro, ya que no todos son iguales y lo que uno puede cubrirte, puede que otro no lo haga.